saluditos

Hola amigos y amigas:

muy humildemente les doy la bienvenida a este pequeño espacio que he creado para compartir con todos mis cositas lindas vividas en mis días como profes de los seres más hermosos de este mundo: las niñas y los niños pequeños.

Bienvenidos

domingo, 21 de marzo de 2010

LA CONSTRUCCIÓN DE LAS NORMAS DURANTE EL PERIODO DE ADAPTACIÓN

Durante estos días en el contexto cercano se viene con el proceso de adaptación de los niños y de las niñas a la vida escolar. Se ha dado pie al llamado período de adaptación que es todo aquel proceso en el cual se construyen valores, pautas y hábitos de comportamiento y de vida grupal. Durante este momento del año se construyen además, los vínculos que le permitirán al niño y la niña relacionarse con otros en la escuela de una manera sana y pertinente.
Para que estos vínculos sean realmente significativos y la vida del grupo sea cada vez mejor se hace indispensable un proceso de construcción de normas paulatino, consciente, amoroso pero firme. Lo anterior conlleva a pensar entre familia, institución educativa y comunidad en general en estrategias que aporten esencialmente a dichos proceso.
El paso de la vida del hogar a la vida de la escuela le conlleva al niño y la niña cambios profundos en su vida y más aún en su comportamiento. Estos cambios deben ir mediados por el amor, el compromiso y el respeto mismo al niño ó la niña como persona, sin minimizarle responsabilidades por el hecho de ser niño ó niña pequeño.

Se debe partir del acompañamiento de las familias para lo que se hace necesaria la realización de un diagnóstico grupal con el cual se detecten las fortalezas y debilidades marcadas fuertemente. Estas deben darse a conocer a las familias, así como las estrategias de acompañamiento y construcción de normas.

Estas estrategias deben ser construidas con base en dicho diagnóstico con la participación activa de los niños, las niñas y las familias.

Es importante que todo lo anterior se enmarque en la cotidianidad misma, es decir, se busquen situaciones, juegos o actividades inherentes a la vida diaria. En nuestro caso escogimos una cometa la cual decoramos entre todos, le realizamos su cola y la colocamos en un espacio en nuestro hermoso salón. Cada niño y niña realizó una pequeña réplica propia.
EN la cometa sus colores y decorados simbolizan la diversidad y diferencias que enriquecen al grupo y deben ser respetadas. El hilo es quien mantiene a la cometa conectada con la tierra. La cometa no se va porque el hilo la une a la tierra. Ella puede volar pero siempre limitada por el hilo. En este caso el hilo fue representado por las normas, las cuales se construyeron dia a día con base en procesos reflexivos, dramatizaciones, títeres, juegos, y sobre todo símbolos que permitieron y ayudarán a los niños y las niñas a mantenerse siempre atentos del cumplimiento a las mismas porque ello les fortalecerá en sus procesos de convivencia y aprendizaje. En este caso las normas fueron y serán vistas y reflexionadas desde su connotación social más que restrictiva. De nada sirve que los niños y las niñas cumplan normas que no comprenden solo por temor ó para evitar castigos. Ellos deben hacerlo porque les hace mejores personas.
La cometa gigante contó con los símbolos de estas normas bien pegados en algo similar al hilo que la sostiene. LA cometa necesita del viento que la hace volar, como la nuestra de la imaginación y la fantasía. Nuestra cometa ha salido a volar por la escuela, los salones, la vereda.... donde ha llegado por cuenta de nuestra imaginación y creatividad........

Cada uno de los niños y de las niñas realizó como se expuso con anterioridad su pequeña réplica y la fijó en un espacio del salón también.

LA estrategia de la cometa aún no está acabada y de seguro en otra ocasión se relatarán situaciones acontecidas con ella.

En este aparte lo que se buscaba para concluir era relatar de manera sencilla como un evento cotidiano puede convertirse en la excusa perfecta para dar pie a todo un proceso bien fructífero de construcción de normas en el aula de preescolar.

los niños y las niñas continúan gozando a montones con doña Cometa, como la llamaron además de inventar un poema para los días de la semana y de retomar las normas adheridas a la misma cuando alguien se le olvidan. El asunto radica en la funcionalidad y el protagonismo que le dimos para nuestra vida diaria en el salón, conllevando esto a que durante el año mantenga su roll activo.